Piscinas Gunitadas

Sistemas de Construcción de Piscinas Gunitadas

Por gunitado entendemos la proyección de un mortero de alta concentración de cemento (400 kg. por tonelada de arena), a una presión elevada, lo que hace que el material se vaya compactando y creando una superficie prácticamente impenetrable para el agua.

Para la proyección de la gunita no se necesita de dobles encofrados, nos permite realizar la piscina en formas como riñón, óvalo o simplemente formas libres sin encarecer en lo más mínimo el coste de la obra. Dentro del gunitado existen dos modalidades que son: gunitado vía seca y gunitado vía húmeda.

Sistema de Piscinas Gunitadas Vía Húmeda

En el método de gunitado vía húmeda, el mortero húmedo es transportado hasta la boca de salida por medio de una bomba y es en la boca donde se le aplica el aire para su proyección por lo que el material se adhiere perfectamente y no se crea el temido “rechazo”.

Al no tener “rechazo” esto nos permite proyectar primero sobre las paredes y a continuación el suelo con lo que la piscina se realiza toda en el mismo día y carece de juntas, creando un vaso monolítico.

Por último y quizás la diferencia más importante, la mezcla del mortero húmedo se realiza en la planta de hormigón y de la bombona pasa directamente a la máquina, con lo que tenemos la certeza de que la dosificación es la correcta, el mortero es homogéneo y en caso de necesidad nos permitiría añadirle aditivos como fibras o anticongelante.

En Hidalgo y Recio s.l. hemos construido cientos de piscinas con el sistema de vía seca pero los tiempos cambian y las nuevas tecnologías se imponen, por lo que en su momento, decidimos renovar nuestra maquinaria y emplear el sistema de vía húmeda con lo que hemos conseguido ofrecer una mejor calidad en nuestros trabajos.

Desde Hidalgo y Recio Piscinas le damos más información detallada sobre estos temas:

Sistema de Piscinas Gunitadas Vía Seca

En el gunitado vía seca, el mortero en seco es transportado por medio de aire generado por un compresor y a través de una manguera hasta la boca de salida y en el momento de salir es cuándo se mezcla con el agua por lo que, debido a la gran velocidad con la sale, buena parte de mezcla no le da tiempo a humedecerse y se crea lo que normalmente llamamos “rechazo”, que no es otra cosa que arena con una dosis muy pobre de cemento y que debemos tener especial atención para que no se deposite en rincones ni en ningún sitio que impida que entre la gunita buena.

Si empleamos el método de gunitado vía seca, primero deberemos proyectar el suelo con lo que ese día no podremos y por tanto la pared la tendremos que proyectar el siguiente día con lo cúal tendremos una junta de una día para otro.

 

Por último, en el sistema de vía seca, la mezcla se realiza generalmente de forma manual y es muy difícil que sea una mezcla homogénea y que la dosificación sea exacta, porque en realidad se hace contando el número de paladas y cada 22 se añade un saco de cemento y es difícil que dos personas estén toda una jornada sin distraerse y contando una por una todas las paladas.

Sistema de Piscinas Gunitadas Hormigón Armado

Una piscina que se construye con el método de hormigón armado, en principio no tendría por qué presentar ningún problema en cuanto a resistencia ni impermeabilidad pero en realidad el problema viene por la complejidad de la ejecución ya que para hacer una piscina de hormigón, lo primero es hacer una solera y en la misma dejar unas “esperas” (puntas de hierro, donde luego ataremos las armaduras de los paramentos verticales).

A continuación deberemos levantar un tabique de medio pie para, a continuación y sobre ese tabique, colocar las armaduras metálicas y, finalmente, levantar otro tabique paralelo al anterior para crear un encofrado perdido.

Cuando levantamos este segundo tabique, el cemento sobrante de colocar los ladrillos en la cara interior de dicho tabique va cayendo en el interior y, o bien se deposita en las armaduras metálicas, o lo que es aún peor, se va depositando en la solera de hormigón, ensuciando la unión del hormigón entre el suelo y las paredes; si a esto le unimos que entre el hormigón del suelo y el de las paredes, habrá una diferencia mínima de tres días y a la tremenda dificultad para vibrar el hormigón dentro del encofrado con las armaduras metálicas de por medio, (sobre todo en la parte profunda del vaso), el resultado es que es prácticamente imposible crear una buena junta entre las paredes y el suelo de la piscina con lo que la estanqueidad del vaso, está en muchas partes, limitada al enfoscado que se realiza para cubrir el segundo tabique

¿Necesita más información? Consúltenos, estaremos encantados de asesorarle

Contactar

Hidalgo y RecioSistemas de construcción