Blog

Construcción de piscinas II: El Gunitado

PISCINAS GUNITADAS

El gunitado (hormigón proyectado) es el sistema más empleado por las empresas de construcción de piscinas ya que reúne una serie de ventajas como no necesitar de dobles encofrados, lo que permite realizar la piscina con las formas que deseemos sin encarecer el proyecto, la estanqueidad que proporciona un hormigón proyectado a una presión de 7 Ats., y la rapidez de ejecución.

Existen dos tipos de gunitado: vía seca y vía húmeda.

GUNITADO VÍA SECA

Es el primero que se empezó a utilizar y por tanto, con él hemos hecho infinidad de piscinas.
En el gunitado vía seca, como su nombre indica, el mortero, generalmente mezclado de forma manual con una hormigonera, entra en la máquina en seco y por medio de un compresor de aire, este es trasladado por medio de mangueras hasta el lugar donde se vaya a proyectar y es en la misma tobera de salida donde se le añade el agua, controlando el operario la mezcla para que sea la correcta y que no se descuelgue al proyectarlo ni se quede con poco agua lo que provocaría la deshidratación del cemento.
Como quiera que la mezcla del agua con el cemento se produce a gran velocidad, no se crea una mezcla homogénea lo que, unido a la presión con que se proyecta, crea el tan temido “rechazo”, que no es otra cosa que mortero que no se adhiere al soporte y que no es más que una mezcla del árido con muy poco cemento, y es un material que ya no vale para nada y por tanto hay que sacarlo de la piscina.
Es por esto que las empresas que nos dedicamos exclusivamente a la construcción de piscinas, para evitar que este “rechazo” caiga al suelo y se meta entre el emparrillado de hierro, de donde no hay manera de sacarlo, con este sistema lo primero que gunitamos es el suelo y al día siguiente, ya con el suelo fraguado, se gunitan las paredes y el “rechazo” que cae en el suelo se saca de la piscina.
De ninguna manera debemos permitir que si nos hacen una piscina gunitada por vía seca, se proyecten primero las paredes y luego el suelo porque los que lo hacen esta manera, el “rechazo que cae sobre el suelo lo mezclan con cemento y una gran cantidad de agua, lo que debilita mucho la resistencia del suelo de la piscina.

GUNITADO VÍA HÚMEDA

En el gunitado de piscinas por vía húmeda, el mortero, previamente elaborado en la planta de hormigones, entra en la máquina ya con agua y esta lo transporta hasta la tobera de salida donde lo que se aplica es aire, por tanto el rechazo que se crea es mínimo. En el gunitado por vía húmeda es muy importante que el operario que maneje el cañón de proyección tenga mucha experiencia y sepa compensar las capas para que el mortero no se descuelgue.
Con el sistema de gunitado por vía húmeda las ventajas son: la idoneidad de la mezcla que, al ser realizada en la planta, siempre lleva el porcentaje exacto de cemento (400 Kg de cemento por metro cúbico de arena) y la realización de la piscina en un solo día porque, a diferencia de la vía seca, la vía húmeda no tiene rechazo y el poco que se crea se emplea en el suelo que es lo último que se proyecta.

En definitiva, el sistema de gunitado vía húmeda es el más empleado por las empresas de construcción de piscinas.

Sin Comentarios
Hidalgo y RecioConstrucción de piscinas II: El Gunitado

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *