Consejos para Construir Piscina

Recomendaciones a la hora de construir una piscina de obra

Cuando decidimos construir una piscina en nuestra casa, debemos tener presente que es una construcción para toda la vida y por tanto hay una serie de factores que debemos tener en cuenta para luego, cuando ya no tenga solución, no tener que arrepentirnos.

USO DE LA PISCINA

Lo primero que tenemos que decidir es el uso que la vamos a dar a la piscina; si es para uso familiar, si es para uso deportivo o terapéutico o bien queremos que sirva para ambas cosas, en cuyo caso deberemos tener en cuenta las dimensiones.

EMPLAZAMIENTO

Seguidamente deberemos buscar el mejor emplazamiento dentro de la parcela, donde siempre que sea posible, elegiremos la parte más soleada.

FORMA DE LA PISCINA

¿Qué forma le damos a la piscina? ¿Rectangular, ovalada, en forma de riñón, buscamos emplazarla en un sitio concreto y que sea totalmente irregular? Por regla general, las piscinas rectangulares aprovechan mejor el espacio y permiten la natación con mayor comodidad, mientras que las de formas irregulares, estéticamente son más bonitas pero necesitan más espacio.

PROFUNDIDAD DE LA PISCINA

Una parte muy importante a determinar es la profundidad, y para ello deberemos pensar que en las zonas donde nos cubre el agua, son zonas en las que no permanecemos, zonas de ida y vuelta; por tanto donde más estamos es en zonas donde el agua nos llega por debajo de los hombros y nos deja los brazos libres.

También deberemos pensar en todos los miembros de la familia, por ejemplo personas mayores o simplemente a las que no les gusta mucho nadar.

En definitiva se trata de aprovechar lo más posible toda la superficie de la piscina y no encontrarnos con que cuando se juntan cinco a seis personas dentro del agua, la mitad de la superficie esta desaprovechada.

Una profundidad de referencia sería, para piscinas hasta 8 x 4 m., una profundidad de 1,50 m. máximo y para piscinas superiores, entonces podemos pensar en profundidades mayores.

ACCESO A LA PISCINA

Otra faceta muy importante es el acceso a la piscina.

Es aconsejable que la entrada y salida del agua sea cómoda y para eso la solución es que tenga una escalera lo más amplia posible, que permita entrar con comodidad a todos los miembros de la familia, sobre todo a los mayores.

Esta escalera, siempre que sea posible, es mejor que sea de las denominadas “romanas” es decir, las que dejan toda la superficie de baño libre.

ZONA DE LA PISCINA

Por último, es importante contar con una zona de terraza que nos permita colocar las tumbonas, incluso una mesita de jardín donde podremos tomar el aperitivo o leer un buen libro.

En HIDALGO Y RECIO S. L., especialistas en construcción de piscinas gunitadas o comúnmente llamadas “piscinas de obra”, estaremos encantados de asesorarles sobre todos estos detalles y de colaborar en su proyecto.

¿Necesita más información? Consúltenos, estaremos encantados de asesorarle

Contactar

Hidalgo y Recioconsejos para construir piscina